Diario de un investigador

Investigaciones paranormales serias y metódicas contadas sin tapujos

miércoles, marzo 22, 2006

Hemos matado a alguien?

El mundillo del misterio está muy revuelto ultimamente. Los detractores ya no saben que se van a inventar para difamar a los investigadores que llevamos años y años pagandonos el gasoil de nuestro bolsillo para buscar la verdad que ellos no quieren ver.

A nuestro amigo Pedro no dejan de insultarle por todas partes. ¿Qué importa si es o no ingeniero informático? ¿Qué más da si nunca se matriculó en esa carrera? ¿Es que nunca han mentido los arpíos? Todo el mundo miente en su currículum, viendo como se ponen los detractores parece que ha matado a alguien por inventarse un par de cosas para vender más libros y recuperar parte del dinero que ha gastado investigando. Los investigadores no vivimos del aire, joder. Y lo mismo con los libros de cuentas. Joder, bastante trabajo le da la asociación como para merecerse algún dinerillo extra, digo yo.

Si es que esta gente no sabe qué inventarse... si hasta dicen que ellos descubrieron el fraude de las fotos del cementerio. Menos mal que todos sabemos quien ha sido el único que ha buscado la verdad y ha tenido los cojones de decir en su programa que ha encontrado el fraude.

A ver si se enteran de una vez estos falsos escépticos: NO HEMOS MATADO A NADIE. Dejadnos vivir en paz, a vosotros no os importa nada si mentimos en nuestros curriculums o de donde sacamos pasta.

lunes, agosto 15, 2005

Alertas OVNI

El otro día organizamos una alerta OVNI. Para los que no sepan de qué se trata diré que es una noche en la que un grupo de investigadores y aficionados a la ufología nos reunimos en el campo, lejos de las luces de la ciudad para mirar al cielo a ver si vemos algo raro.

Muchas veces es algo desalentador, porque como no tenemos medio para quedar con los extraterrestres no sabemos si se van a presentar. Así nos podemos tirar toda la noche mirando el cielo acabando con tortícolis (ya me gustaría a mi ver a los detractores investigando así) sin ver ningún OVNI. Pero bueno, siempre pasa algo divertido y compensa los malos ratos.

El punto de encuentro de la otra noche era una peña en las afueras de la ciudad. Habíamos quedado con varios grupos de toda España, así que al final me tocó a mi coordinar todo.

Cuando estábamos haciendo el recuento de material llegó el grupo de Torrelavega, que no saben lo que quiere decir puntualidad. Encima van y nos llegan con unas botellas de VAT 69 y refresco de cola Siti del Lidl. Así cómo nos van a tomar en serio los arpíos!! Ellos en su casa tranquilos bebiendo Cardhu con el dinero que sacan del gobierno y nosotros bebiendo garrafón y ¡¡sin hielo!! Me dieron ganas de mandarlos de una patada encima de un OVNI, pero en estas alertas siempre tiene que haber buen rollo así que los dejé.

Una vez que ya estábamos todos en el punto de observación me tocó distribuir a la gente. Lo normal es distribuirlos en círculo, mirando hacia afuera para que así se nos escape menos trozo del cielo. Ya sería mala hostia que fuera el OVNI a pararse justo en el centro para que no lo viera nadie. Algunos investigadores colocan a la gente en círculo mirando hacia dentro, pero al final eso se convierte en un cachondeo, porque siempre hay algún gracioso que empieza a jugar al corro o a las sillas. Somos investigadores serios y eso no se puede permitir.

Hacia las 03:00am descubrimos unas extrañas luces rojas en dirección sureste. Enseguida saltó César diciendo que eso era Venus. Siempre he desconfiado de César, sobre todo desde que descubrí que duerme con un oso de peluche igual que el de Armentia. Además, una noche de acampada en Belchite lo escuché decir en sueños "método científico". Todos lo miramos con cara de mala hostia y le quitamos cautelarmente el chaleco y el carnet.

De todos modos, unos investigadores que habían hecho el curso del SEIP se empeñaron en acercarse a las luces para investigar. Volvieron al cabo de 3 horas, muy sonrientes y con 50 euros menos cada uno. Dijeron que en realidad las luces eran de Venus, del "Club Venus". Habían entrado siguiendo los consejos de las prácticas de ufología, se hicieron los interesantes y acabaron teniendo un encuentro en la quinta fase con seres desconocidos. Comentaron que no se trataba de los típicos "grises cabezones", sino que tenían las protuberancias más abajo del cuello.

A las 04:00am nos tocaba intervenir en un programa de radio. Los programas de radio suelen tener mucho interés en que entremos hablando desde las alertas. Es una forma de no tirarse todas las noches hablando de Manises o de las caras de Bélmez. Como los demás habían hecho acopio del VAT 69 decidí que era mejor que hablara yo. Como soy un investigador serio que huye del sensacionalismo no dije nada sobre el episodio del "Club Venus". Me limité a decir que de momento no habíamos detectado nada sospechoso, aparte de las luces de los coches de las parejas que iban al descampado de enfrente.

A las 06:00am decidimos dar por finalizada la alerta y nos despedimos hasta la próxima.

Fueron unas horas agotadoras, buscando pruebas de la existencia de otras civilizaciones. Mientras, los arpíos y detractores dormían para recobrar fuerzas y tratar de destruir nuestro trabajo al día siguiente. Vergonzoso.

domingo, agosto 14, 2005

Presentación

Escribo este blog porque estoy harto. Ya cansa el acoso que nos tienen los arpíos y detractores. Es muy fácil jugar destruir el trabajo de los demás sentados en el sillón de su casa, sin mover el culo, sin gastar tu dinero en investigar. ¿Cuántos detractores se han puesto el chaleco y han ido a grabar psicofonías? ¿Cuántos "escépticos" se han puesto el chaleco y han descubierto fraudes de poltergeist? ¿Cuántos "científicos" se han puesto el chaleco y han ido a entrevistar testigos de avistamientos OVNI?

Sé que lo que voy a escribir en este blog no le va a gustar a algunos compañeros investigadores, pero ha llegado la hora de hablar sin tapujos y demostrar la seriedad de nuestras investigaciones. Conozco este mundillo y sus clanes y por eso escribiré usando un pseudónimo. He pensado en Iker José Carballosa como homenaje a unas grandes personas y mejores aún investigadores: Javier Sierra, Josep Guijarro, Miguel Blanco y Luis Mariano Fernández.

Para los que no conozcan el mundillo del misterio de cerca pondré ahora unas definiciones para que entiendan el vocabulario:


  • Arpíos: Si esto fuera una película de indios, serían los indios. Se les distingue porque no se levantan de su cómodo sillón si no es para decir "Método científico, método científico..." o "Pruebas, pruebas". Son los malos de la película.


  • Magufos: Así es como nos llaman los arpíos (los malos) a los investigadores. Se creen graciosos y todo.


  • Detractor: Es como un arpío pero con más mala leche. Se dedican a entrar a los foros de los investigadores para destruir nuestro trabajo.


  • Crédulo: Estos arpíos son unos cachondos, cuando no nos llaman magufos nos llaman crédulos. Panda de detractores, siempre poniéndole etiquetas a todo el mundo...


  • Escéptico: Los arpíos y los detractores dicen que son escépticos. No se lo creen ni ellos. Ellos sólo se dedican a detractar y destruir el trabajo de los honrados investigadores. Si hubieran pillado a Galileo se habrían puesto a avivar la hoguera para que ardiera bien. Los verdadores escépticos somos los investigadores, ya que abordamos todos nuestros trabajos con una gran dosis de escepticismo.




Esto es todo por ahora. Seguiremos investigando y publicando nuestros resultados. Que cada uno saque sus propias conclusiones, pero los fenómenos paranormales existen.